BUHO NIVAL

BUHO NIVAL

RESERVA AL MEJOR PRECIO

Booking.com

miércoles, 29 de abril de 2015

Beethoven y sus latidos irregulares

Beethoven y sus latidos


Beethoven según un estudio componía sus canciones a modo de ritmo cardíaco.



Ludwig van BEETHOVEN, Uno de los más ilustres compositores de todos los tiempos podría haber estado influenciado por su propio ritmo cardiaco. Una sorprendente investigación apunta a que éste músico padecía arritmia, y por lo tanto sus latidos iban según unos días más lentos o más rápidos obteniendo unos compases muy irregulares. El ritmo desequilibrado que sigue, denota la falta de aire, que puede estar asociado con arritmia.


Beethoven fue una persona inclinada a la enfermedad, padecía otras muchas dolencias como inflamación de su intestino, sordera y abusaba considerablemente del alcohol. Podemos fijarnos que en algunas piezas de sus sonatas pasan de un estilo alegre a uno más sobrio y triste y todo ello según un grupo de investigadores se debería a sus LATIDOS irregulares, ofreciendo un estilo más opaco y oscuro en su pentagrama.

Es increíble que todo el talento del que emanaba BEETHOVEN se lo agradeciera contradictoriamente a su enfermedad. Desde luego que sus composiciones han sido genuinas como la Novena Sinfonia o la Missa Solemnis. El grupo de científicos de EE.UU aprecian esa falta de orientación en la parte final de la melodía de la Cavatina en el movimiento final de su representación.

Según los expertos éste tipo de hechos no están al alcance de otros músicos ya que el desarrollo de ésta enfermedad le agudizó otros sentidos. Los patrones musicales se hicieron especialmente profundos en Sonata para piano en la menor y en su obra todoterreno "Les Audieux". Sin embargo hasta que no se contrasten más datos objetivos podrían ser meras suposiciones o especulaciones con las que poder renacer aún más la leyenda viva de éste personaje de las ciencias musicales. Desde luego que sus letras estarán plasmadas en las noches enteras de insomnio, mientras que sus LATIDOS estarán al menos en la pasión de sus venas.